lunes, 27 de junio de 2016

La piel del deseo

Te miro venir
Ante la mirada obsesiva de mis parpados
La osadía toma posesión de mi piel
Que anhela ir a tu encuentro…
Te deslizas en las sábanas
Temes arder…
Te busco la espalda a tientas
Entre la oscuridad me deslizo a tu encuentro
Suspiras temerosa e inquietantes latidos siente tu pecho
Comienzas a sentirme en tus costillas
Te arqueas y sientes mi deseo
Respiras a hilitos….callas…
Me gritas en silencio que me acerque… que siga..
Mis manos viajan por tus muslos
Respiras con dificultad
Te sigo entre las sombras
Y la penumbra se apodera de nuestras pieles
Quito la última prenda de tu ropa
Siento el gemido que exhala tu boca
Cierras los ojos y me acaricias la mano
El convite ya se ha hecho
Te volteas… me giro…
Me acerco hasta tus labios deseosos
Nuestros labios se encuentran y un tórrido viaje inicia
La pasión se apodera de nuestras pieles
Comienzas a jadear anhelante
Mis dedos han comenzado a hurgar tu geografía
Gimes de anticipación…
No abras los ojos… siénteme…
Palpitas agitadamente que te siento rugir el alma
Y te encabritas como las olas ante las rocas
Llego hasta tu vientre y me deslizo como seda
Me quedo jugando en tu ombligo hasta enloquecerte
Bajo más y más        
Hasta tomar posesión de tu sexo húmedo
Que me recibe ardiente y vehemente
Entro en tí y te arqueas de deseo
La locura se ha apoderado de cada poro
Comienza la sinfonía de jadeos en tu garganta
Cada vez más rápido el vendaval entre tus piernas
Entro y salgo de ti como fiera
Gimes en mis oídos y pides que acelere
Que te haga venirte en mi oído
Que no pare, que no me detenga
Ruegas que me hunda en tu marea
Y agónica te aferras de mi espalda húmeda
Me arañas, me muerdes y llegas a la cima en mis brazos
Te sostengo mía en la penumbra
Te abrazo y acuno
Y me apodero de tus colores
Has inundado mi piel de tu marea
Y te siento en mí como volcán encendido
Susurro tu nombre entre las sábanas cómplices
Y te colmo de besos la frente
Te deslizas en mi vientre
Y te duermes en mi alma
Acunada por la noche
Que te envuelve de bruma la piel
Que inundada aun recibe el ardor
De una noche única e inolvidable
Que quedará grabada a fuego
En nuestras memorias por siempre….

lunes, 14 de julio de 2014

Oscilación




Y si vacilamos cada vez que nace la idea
Y si no fuésemos a destino
Y si la mirada no fue maquinal
Y si el inconsciente nos juega malas pasadas
Cavilaciones trasnochadas
Insomnio y un cigarrillo automutilado
Los relojes susurran los acordes
Segundo a segundo
Como si no hubiese instante que maniobrar
Como si el quicio de la puerta no cerrase
Como si cada nervio se encontrada en vilo
Y nos mueven coordenadas inexactas
Y nos cercenan el delirio inmanente
Como concierto para sordos
Sinfonía elucubrada con bemoles errados
Gotera cayendo en cada neurona
Como péndulo inmisericorde
Como solaz de agónico mártir
Indeleble como la tinta del recuerdo
Cada vez que nace un concepto
Que nos graba a fuego
La letra, la idea, el verso
Que se libera del alma atribulada
Por los demonios del averno….
                                                 Atena Rodó

domingo, 13 de julio de 2014

Esquivo las miradas





Esquivo las miradas
De una incesante palidez
Contornos quejosos de una tarde-noche
En la que me sumerjo  y me invado
Me pienso… quiebro los cristales constreñidos
Anido esa angustiosa caída libre
Para dejarme ir con el viento
Dejarme caer  en las pupilas ciegas
De un delirio que no quiere acabar
De un zumbido en la piel
De un cosquilleo incesante
Cada vez que me plasmo en el recuerdo
Con un pedazo de historia guardada
Con un girón de hojas secas
Estrechando mis brazos
En el recodo entre las rodillas
Y me sumerjo en el instante
Como fotografía roída
En que nos encontramos
Una taza café con Schopenhauer
Y tus miradas incendiarias…
Esquivo las miradas
En estas horas
De incesante desnudez….

                                                 Atena Rodó

Imaginaría



Imaginaría recorrer tus labios

Sin prisas ni demoras

Imaginaría estrecharte fuerte

Sin segundos ni contratiempos

Imaginaría enlazarte a mi pecho

Sintiendo el gemido imperceptible

Imaginaría el ansia devota

Que recorrería tu espalda

Que te haría estremecer

Que me haría enloquecer

Del deseo y sus apetencias

Que nos consumarían en incandescencias

En rítmicos acordes

En respiraciones ascendentes

Te imaginaría en mi piel

Mancillando mi terruño

Cautiva… esclava de tus deseos

Dejándome ir en torrente

Y exhalar un agónico suspiro

Al compas de mis dedos enajenados

Cabalgando tu espesura furiosa

Imaginaría…. Imaginaría…



La sangre en mis pupilas

La muerte lenta y febril

Es estertor de los pliegues

La renuncia lasciva

El temblor desgarrado

La marea  derramada…

Cabellos...piernas… valles…

Imaginaría….

Hasta llegar a tus pupilas

Y hacerme en ellas

Como el fuego que nos circunda….

                                                       Atena Rodó

jueves, 26 de septiembre de 2013

Treta




Juegas, carta tras carta

Mientras te miro descaradamente

Ríes y te pasas los dedos por los cabellos

Que revolotean cada segundo que me acerco

Juegas, me miras…

Te sabes presa del deseo

Juegas… te miro

De tanto en tanto caminamos…acercamos…

Juegas… te acercas… evades… alejas…

Me acerco, tiemblas… 

Juego… acecho…. 

Te agarro la cintura en un instante abrupto

Juego… me acerco…

Susurro el convite entre tu cuello

Gimes… te adentras hasta mi más hondo deseo

Me aprietas el alma con tus silencios…

Me enloqueces la vida con tu delirio

Juegas a quemarte con este fuego

Que brota de la carne ardiendo

Entre los pliegues del viento